Autogaz - fakty  
 
 
Bezpieczeństwo autogaz  
 
 
Autogaz - czytelnia  
 
 
FAQ  
 
 

Publikacje własne

¿Es seguro el autogás en el coche?

30.11.2018
STAG Crash test LPG

¿Es seguro el sistema de gas? Los especialistas del portal gazeo.pl y AC S.A. realizaron una prueba de choque de dos automóviles propulsados por GLP en el Instituto Industrial de Automoción. Durante el impacto, los motores de ambos coches arrancaron y funcionaron adoptados a GLP.

El grado de inflamabilidad del gas es una preocupación importante para muchos conductores. Sin embargo, un sistema de gas bien realizado es hermético y 100 % seguro. Todos los componentes de sistemas de marcas como STAG son fabricados por un solo fabricante, lo que permite un control de calidad meticuloso. Esto garantiza que ninguna pieza defectuosa llegue a la fase de montaje y que todos los componentes funcionen sin fallos. Un correcto uso y mantenimiento excluyen todo peligro de explosión.

Otra protección contra este tipo de riesgo es la instalación de un sensor de presión y temperatura de gas. Basándose en la información procedente de este sensor, el controlador de GLP determina la cantidad de combustible gaseoso conforme a las condiciones de funcionamiento del motor. «Este sensor también es responsable de conmutar la unidad motriz a gasolina después del consumo de GLP contenido en el tanque. A medida que se consume el combustible gaseoso, disminuye la presión del GLP en el tanque y, al mismo tiempo, cae la presión detrás del reductor de GLP en la parte de baja presión del sistema. Una vez que el sensor detecte una disminución de la cantidad de gas en el tanque, el motor se conmuta automáticamente a gasolina», informa Marcin Dziewiątkowski, Asesor Técnico de AC S.A.

La caída de la presión de gas en la parte de baja presión del sistema tuvo lugar durante la prueba de choque. Tras pérdida de hermeticidad de la parte de alta presión, hubo una pérdida repentina de presión del gas en la parte de baja presión del sistema. El sensor de presión y temperatura del gas funcionó igual que en el caso de consumo de GLP contenido en el tanque. La señal de baja presión de gas fue dirigida al controlador de GLP que ordenó cerrar las electroválvulas en el tanque y en el compartimento del motor y los inyectores de GLP, conmutando la unidad motriz a gasolina.

Además de sus funciones de control, el sensor de presión y temperatura de gas también está diseñado como un dispositivo de seguridad, que a menudo nos olvidamos. El tiempo de respuesta de este sensor a la pérdida de presión de gas es muy corto (0,3 s), lo que significa que prácticamente no hay fugas de GLP en la fase líquida. Por lo tanto, no hay ningún riesgo durante una colisión de vehículos equipados con sistemas GLP.

La prueba de choque demostró que, incluso en situaciones extremas, el sistema de gas no representa un riesgo adicional para los pasajeros. Ni la rotura de la parte delantera del vehículo ni una colisión trasera suponen ningún riesgo, ya que los dispositivos automáticos de seguridad cortan el suministro de GLP para evitar las fugas de gas. Por lo tanto, usted puede sentirse seguro en un coche con sistema de gas.

 

« wróć