La seguridad del autogás

La seguridad de tu automóvil

1monta la instalación de autogás en un taller especializado en los sistemas de autogás
2elige talleres con autorización del fabricante de los sistemas de autogás. STAG son más de 100 Talleres Autorizados en el territorio de Polonia
elige redes de talleres que aseguren la garantía en todo el país, dando la posibilidad de reparación o inspección en cualquiera de los talleres pertenecientes a la red
4Fíjate en la duración de la garantía del sistema de autogás, si el fabricante ofrece la posibilidad de prolongarla es una señal de que está seguro de su producto

 

La seguridad de tu familia           

Normas de seguridad para los automóviles dotados con el sistema GLP:

ikona firmaNo encargues el montaje de la instalación a talleres que no te den confianza

ikona narzędziaNo modifiques y no repares la instalación montada por ti mismo

ikona wiertarkaNo hagas orificios en el depósito

ikona zakaz rozpalania ogdniaNo verifiques la estanqueidad de la instalación con ningún tipo de fuente de fuego

Depósito de autogás

zbiornik stag

Depósito de autogás construido de acero o de plástico especial, muy duradero, de manera que sea resistente a cualquier daño mecánico. En el depósito para repostar el autogás está montada obligatoriamente una
multiválvula, en concreto es un conjunto de válvulas que velan para que en caso de rotura de los tubos que salen del depósito se corte inmediatamente la salida del gas, algo que puede ocurrir en caso de una colisión de tráfico.
Reserva en el depósito: Los depósitos con autogás se llenan al 80%, lo que deja un espacio de reserva para la expansión del combustible con la subida de la temperatura y constituye un límite seguro para usar el automóvil propiamente y sin problemas.
Prueba de seguridad +ver más

Para comprobar si el incendio supone un riesgo se realizaron múltiples ensayos de resistencia al fuego durante los cuales, en condiciones supervisadas y controladas, se incendiaba un vehículo con la instalación de gas montada. (más) Es preciso resaltar que era una instalación de fábrica. Después de unos cinco minutos del incendio controlado se activa la válvula de seguridad debido a la presión demasiado alta en el depósito. La válvula deja salir  cantidades pequeñas de gas debajo del automóvil, gracias a lo cual no se provoca ningún peligro para los pasajeros que puedan estar a bordo. Al pasar otros 4 minutos se activó la válvula de fuego que permite vaciar uniformemente el depósito del resto de gas. Una vez terminada la prueba el depósito queda intacto, más allá del chamuscado. Se puede deducir de las pruebas que las garantías de los fabricantes relativas a la seguridad de las instalaciones de gas son razonables.

El depósito lleva en su interior un dispositivo llamado multiválvula que controla el comportamiento y el flujo de gas. El dispositivo está compuesto por:

  • válvula de llenado (con un limitador que impide repostar el depósito hasta un nivel superior al 80% del volumen geométrico),
  • válvula de trabajo, controlada electrónicamente y que se abre en el momento de activación de la instalación de gas,
  • válvula de exceso de flujo, que corta la entrada de gas tras la rotura de los tubos de cobre de gas (cuando la velocidad de flujo aumenta por encima de la norma),
  • válvula de seguridad, que deja salir el gas hacia el exterior en caso de que la presión en el interior aumente hasta un nivel peligroso.

 

En caso de incendio que no sea extinguido, después de unos minutos se activará la válvula de seguridad, que alimentará el incendio, pero de esta manera evitaremos la explosión. Aunque la instalación misma de gas no supone ningún riesgo, tal riesgo lo supondrán: la temperatura alta y los vapores tóxicos de las sustancias que se generan como resultado de la combustión de plásticos. En caso de que el automóvil empiece a arder es preciso evacuar a las personas que han quedado en el vehículo, colocarlas a una distancia segura y llamar a los servicios de emergencia.

Pero eso no es todo - si la tensión en el interior del depósito, como consecuencia del incendio del automóvil, aumenta de forma que la válvula de seguridad sola no sea suficiente, se activará un dispositivo de seguridad adicional, denominado también válvula de fuego. Bajo la acción de las altas temperaturas se funde y libera el gas excesivamente comprimido debajo del automóvil. Para que el depósito pueda comercializarse debe estar equipado con una multiválvula integrada por todos los elementos anteriormente mencionados.

Convéncete tú mismo:

czy wiesz, że
  • No hay casos registrados de explosión de la instalación con un uso y un mantenimiento adecuados.
  • Las regulaciones en Polonia son mucho más rigurosas que en otros países, gracias a lo cual las instalaciones de GLP son seguras.
  • La resistencia del depósito de gas es mucho mayor que la del depósito de gasolina.
  • En caso de situaciones extremas, tales como colisión con otro automóvil, el depósito simplemente se desplazará o incluso se desprenderá del automóvil intacto.
  • El depósito toroidal montado en el hueco de la rueda de repuesto puede reforzar la parte trasera del vehículo de forma que este sea menos sensible a deformaciones durante un accidente de circulación.

Pruebas de seguridad de GLP

Pruebas de choque

Incluso en situaciones extremas, durante una colisión, la instalación de gas no supone ningún riesgo adicional. Ni un destrozo de la parte delantera del automóvil ni un choque en la parte trasera del vehículo con depósito GLP suponen ningún riesgo, puesto que las protecciones empleadas en la instalación de gas cortan la entrada de GLP de manera que no se provoquen fugas de gas. Los depósitos de GLP están fabricados de chapa de acero de unos 3 mm de grosor, gracias a lo cual son mucho más resistentes que los depósitos de gasolina, que hoy en día en la mayoría de los casos están fabricados de plástico. Gracias a lo cual suponen uno de los elementos de construcción más fuertes en el automóvil. La posibilidad de dañar mecánicamente el depósito de GLP en tal acontecimiento es mínima.

Prueba de fuego

Si durante el montaje de la instalación GLP fueron utilizados elementos homologados y la misma instalación fue realizada de forma correcta no hay que temer que la presencia del depósito con gas suponga un mayor peligro.

La seguridad de la instalación de gas en caso de un incendio la garantizan una serie de protecciones:

 

Prueba balística

Prueba de penetración: la más drástica de las pruebas y que al mismo tiempo refleja de la mejor forma la reserva de seguridad de la cual dispone el depósito GLP. Algunos de los fabricantes realizan estas pruebas. Se dispara a los depósitos llenos con un arma de fuego de un calibre de 9 mm. Estarán decepcionados los que esperan un efecto de Hollywood - si se produce la penetración el gas se escapa por los agujeros de las balas hasta vaciar el depósito.

Convéncete tú mismo: