Q-GENERACJA

 

Autogaz

Las primeras instalaciones de autogás eran como cualquier generación joven: se notaba la novedad, el dinamismo y un cierto elemento de imprevisibilidad.

Hoy todos somos más ricos en ciertas experiencias. Años de investigaciones, búsquedas, experimentos, pruebas, éxitos, ensayos, sugerencias de usuarios y mecánicos, resultados de nuestros ensayos de laboratorio han dado resultados en forma de una instalación de autogás completa e infalible. Los especialistas que diseñan y verifican los dispositivos de la marca STAG confirman que, además de los elementos mecánicos adecuadamente seleccionados, en la instalación GLP son esenciales unos elementos electrónicos sólidos. Sobre todo si la instalación apoya el sistema de propulsión de un automóvil moderno equipado con un montón de dispositivos electrónicos que controlan todas las funciones "vitales". Si eres propietario de tu propio medio de transporte, al informarte acerca de la instalación de gas debes interesarte sin falta por la palabra "controlador".

El controlador es lo más importante.

El tablero de instrumentos de un automóvil nuevo te informa de forma integral sobre sus "funciones vitales" más importantes. El corazón de las instalaciones de autogás responsable del correcto funcionamiento y la correcta transmisión al ordenador de a bordo es el controlador de autogás. Un controlador mal seleccionado puede provocar serias complicaciones y causar al usuario de la instalación de gas muchas dificultades. Al invertir en un automóvil relativamente joven no quieres por supuesto sorpresas del tipo comunicados sobre defectos que no existen o falsas indicaciones del ordenador de a bordo.

Incluso los elementos de la mejor calidad - tales como el reductor o los inyectores - no te protegerán contra sorpresas si eliges un controlador de baja calidad de una fuente desconocida. Una consecuencia frecuente de tal selección es, por ejemplo, la indicación errónea del nivel de combustible en el depósito. El ordenador de a bordo indica durante la conducción la reducción de la cantidad de gasolina mientras estamos usando el gas. Y aquí una curiosidad - la información sobre el nivel de combustible en los automóviles actuales no se consigue a partir de la altura del flotador en el depósito sino de una forma completamente distinta, es decir, según el tiempo de apertura de los inyectores registrado por el ordenador. Eso significa que durante el consumo de un combustible alternativo, como es el gas, un automóvil moderno sigue pensando que consume la gasolina. Solo lo puede sacar de ese error un controlador inteligente con el correspondiente emulador incorporado que restablece el valor correcto de las lecturas. No todos los controladores pueden hacerlo.

Y aquí llegamos a un espacio extraordinario, denominado Q-generación STAG. Los años de observación y de ensayos nos han llevado a un punto en el cual los productos de la marca STAG han creado una nueva calidad. Hoy sabemos qué es lo que necesita un automóvil moderno para que la inversión en una instalación ahorradora GLP sea en un 100% rentable. Necesita un controlador dotado de un "factor Q". Y hemos creado tal controlador.

La paleta de dispositivos de autogás es amplia. La Q-generación de controladores es para nosotros todo un motivo de orgullo. Les invitamos a conocer el verdadero orgullo de la empresa AC S.A.

¿No basta con uno normal?

Sí, basta. Los controladores normales STAG durante años han defendido su calidad. Se integran también perfectamente con toda la instalación dando soporte a los procesos mecánicos y motivando el sistema de propulsión de cualquier automóvil. Al fin y al cabo es también STAG - una marca sinónimo de calidad. No obstante, hay ciertos matices, ciertos aspectos del funcionamiento de la instalación de gas que decididamente incitan a interesarse más por el "factor Q".

"Factor Q" – ¿en qué es mejor?

La Q-generación STAG es una nueva generación de controladores basada en las experiencias de las épocas anteriores. La Q-generación no solo elimina los errores de sus antecesores e incluye todas las posibles correcciones del sistema. La Q-generación está un paso más adelante de otros proyectos, prevé problemas y necesidades de las siguientes generaciones de ordenadores de a bordo de los automóviles. Es un conjunto integral de características que se adelantan significativamente a la época en la que funcionan. La Q-generación STAG son controladores a la medida de los sueños futuristas que todavía ni siquiera se nos han pasado por la cabeza. Es la inteligencia que apreciará únicamente un usuario experimentado y exigente. Es la mejor clase que hemos alcanzado para ti ya hoy.

El automóvil propulsado con gas tiende a cambiar de forma gradual las indicaciones de los controladores de gasolina, que provocan problemas con la alimentación con gasolina. El ordenador de a bordo señaliza el problema con un diodo de motor. No obstante, puesto que el automóvil en esta etapa no muestra ningún otro problema, el usuario muchas veces no da importancia a este defecto. Con el tiempo, el diodo se enciende de forma continua y el motor arranca y trabaja solo con gas. Un controlador normal apoya todo el sistema de la forma habitual, aunque la situación a largo plazo requiere la intervención de un mecánico y una reparación bastante seria de toda la instalación. Un controlador normal tiene problemas también con las oscilaciones relacionadas con el cambio de los parámetros de otros dispositivos - inyectores, reductor o, por fin, el mismo motor. ¿Cómo responde la Q-generación?

Una de las funciones principales asignadas permanentemente a la Q-generación es la función de autoadaptación. Esta función es un algoritmo guardado en el controlador que corrige el comportamiento de los inyectores de gas de forma que su comportamiento siempre se adapte a los parámetros variables del motor y que el riesgo de errores esté reducido al mínimo. La autoadaptación es una ventaja de los controladores de la serie QBOX, QNET y QMAX - es decir, independientemente de su categoría, todos los controladores dotados del "factor Q" dan un apoyo profesional, moderno y eficaz a cada sistema operativo disponible de turismos y no solo turismos. Los elementos electrónicos preparados por STAG en este nivel suponen una marca premium destinada a los usuarios que aprecian el lujo, la comodidad y una adecuada relación calidad-precio.

Q-generación - ¡debes tenerla!

La Q-generación fue creada pensando en los motores con inyección indirecta de gasolina, por lo que el grupo de destino son automóviles modernos de alta clase. La empresa AC S.A. preparó los controladores de la serie "Q" para un cliente excepcional, por eso el producto no es habitual.

Como producto típico adaptado a las necesidades de motores considerados como los más sólidos, los controladores de Q-generación STAG han sido equipados con un sistema de autoadaptación OBD, así como con el sistema ISA3. La aplicación de las últimas soluciones electrónicas permitió implementar funciones de eliminación automática de errores - lo que protege de forma efectiva los elementos electrónicos del automóvil contra las potenciales averías.

Ya en la etapa de programación los controladores de Q-generación están adaptados para obedecer completamente al usuario - o al instalador. STAG, como especialista en el cuidado por cada detalle, ha diseñado la Q-generación como controladores extraordinariamente cómodos y fáciles de calibrar - algo que, sin duda, es una ventaja para cada instalador. La inteligencia de los controladores reside también en la posibilidad de adaptar libremente el panel de las funciones del controlador, activando o desactivando algunas de ellas. La mayoría no está guardada de forma permanente, lo que hace del controlador un dispositivo controlado libremente que permite integrar totalmente las funciones con las preferencias de un vehículo concreto.

Los controladores estándares se caracterizan por su universalidad, lo que en práctica significa algoritmos guardados permanentemente que no se pueden modificar ni corregir de ninguna manera. La universalidad, por supuesto, es una buena característica - puesto que permite un montaje en serie de un modelo en muchos automóviles e instalaciones GLP completamente diferentes: No obstante, la modernidad conlleva nuevas necesidades y los defectos que se detectan muchas veces ya después del montaje, durante el uso, no se pueden eliminar ni siquiera corregir debido a lo que en el primer paso considerábamos como ventaja - es decir, la mencionada universalidad. La Q-generación se caracteriza por su flexibilidad e individualidad, resultante de la posibilidad de intervenir en el algoritmo del dispositivo. Eso supone una gran ventaja y realmente supera los límites de los dispositivos conocidos hasta ahora.

La individualidad es también el método de montaje del controlador. QBOX cuenta con un enchufe hembra situado de forma perpendicular, mientras que QNEXT en paralelo a la carcasa. Eso abre nuevas posibilidades en los automóviles que debajo del capó no dejan demasiado espacio para dispositivos adicionales y al mismo tiempo asegura un excepcional nivel estético que distingue a todos los controladores STAG.

La Q-generación es además un amplio abanico de facilidades de sistema y uso. Este tipo de controladores no se conectan directamente al interruptor de encendido ni al sensor de revoluciones - lo que para el instalador es sin duda un valor y una simplificación. El cable que llega al salpicadero ha sido construido a base de tres - y no como en caso de los controladores estándares - cinco cables. Menos hilos significa, por supuesto, menos trabajo, menor riesgo, y, en consecuencia, una probabilidad reducida de un defecto posterior resultante de un error de montaje.

Para los dispositivos de la serie "Q" la empresa concede 5 años de garantía, es decir, disfrutamos de la tranquilidad y seguridad de uso dos años más. Ya la propia calidad garantizada por STAG puede ser suficiente garantía, no obstante, la empresa hace todo lo posible para que la línea exclusiva de controladores también sea dotada de un correspondiente paquete de valores añadidos.

Merece la pena montar las instalaciones autogás en talleres comprobados, preferiblemente recomendados e incluso controlados por el fabricante de las instalaciones autogás. Eso da la seguridad de la calidad de montaje y un perfecto conocimiento de los controladores. Un perfecto ejemplo es la red de talleres Autorizados STAG en Polonia, en los cuales el fabricante está tan seguro de su montaje que ofrece una garantía en todo el territorio de Polonia y la posibilidad de su prolongación hasta 8 años.

Bienvenidos al mundo de la Q-generación Es el mundo de las últimas tecnologías que - aunque normalmente no se notan - trabajan para tu confort, lujo y seguridad.

No tienes que fiarte de nuestras palabras - asegúrate personalmente y danos la mejor opinión, usando la instalación basada en el controlador de Q-generación STAG. ¡Todo el gusto es tuyo!